Martingala

La Martingala

Se utiliza para que el caballo no levante tanto la cabeza hasta hacer que el jinete pierda el contacto con la embocadura. Si el caballo mantiene correctamente la posición de la cabeza, la martingala no debe tener ningún efecto sobre el caballo.  Tambien sirve para que las riendas lleguen siempre desde la misma dirección, por más que el jinete suba las manos. Se usa mucho   en la disciplina de Salto. Puede utilizarse combinada con el pretal o individualmente, la acción que ejerce no se modifica.

Tipos de martingala

Martingala corredera: tiene una correa que se desliza a lo largo de una lazada en la correa del cuello, desde la cincha, y se divide en dos ramales que llevan un anillo en sus terminaciones. Los anillos deben alcanzar la cruz o la garganta del caballo. Las riendas pasan por esos anillos a los dos lados del cuello. Es importante unos topes en las riedas, para evitar que un anillo atrape la hebilla en el bocado y pudiera resultar peligroso.

Martingala fija: puede ser más restrictiva y no debe ser demasiado corta. La correa se fija a la cincha, va por entre las piernas delanteras del animal y a através de la correa del cuello, asegurada por un tope de caucho, enlazando en la muserola cavesson.

Martingala irlandesa: se usa mucho en caballos de carreras. Es muy sencillo, tiene dos anillos separados por una pieza corta de cuero que sostiene las riendas en su sitio a ambos lados del cuello del caballo.

Related posts

Leave a Comment