Protectores y vendajes

Protectores y vendajes para el caballo

Existe una infinidad de protectores para la seguridad del caballo. Las botas y vendajes están diseñados para proteger las piernas de los caballos desde las articulaciones de las rodillas y los corvejones hasta los cascos. Los vendajes son más dicíles de colocar, pero dan un mejor soporte que las botas de protección. Las botas podemos encontrarlas de muchos materiales plástico, cuero, fieltro, cuero sintético, etc. Son de fácil y rápida colocación. Todas las botas y vendajes se deben abrochar en el exterior de la pierna. Si hay riesgo de que la bota pueda desabrocharse o quedan holgadas, es preciso colocar cinta adhesiva alrededor.

 

   

 Tipos de botas

– Sobrealargadas protegen los talones de las piernas delanteras de la posibilidad de ser pisoteados

– De espolones para proteger la protuberante articulación del espolón contra los golpes de las pierna opuesta.

– Antirrozadura protegen la parte baja de la pierna contra la fricción o golpes. Deben ser fuertes y ligeras, colocándolas firmes y equilibradas, pero no demasiado apretadas, para no dañar los tendones.

 – Para los tendones se colocan en las piernas delanteras, para evitar lesiones si la pierna trasera golpease los tendones. Deben ser abiertas por el frontal, sobre todo en salto e ir dotados de protección guateada extra. Se fijan con correas equidistantemente situadas.

  

 Los vendajes de ejercicio para la protección y el apoyo, se colocan con mucho cuidado, ya que una presión desigual puede provocar más daño que beneficio. Deberán aplicarse con firmeza y equilibradamente. Todos los vendajes de las piernas se aplican de la misma forma, aunque la zona que cubran y la presión, variarásegún la inteción que se persiga. El vendaje para ejercicio se aplica desde el punto inmediatamente inferior de la rodilla y termina en la articulación del espolón, sin interferir el movimiento. Si se utiliza acolchamiento o espuma bajo las vendas, se deberá adaptar sin producir protuberancias o arrugas.

Para colocarla se comenzará en la parte externa de los miembros, cerca del extremo y se venda en el sentido contrario a las agujas del reloj, trabajando hacia abajo y luego hacia arriba, para igualar la presión, abrochando con seguridad, con la misma presión, y nunca en la parte anterior o posterior de la pierna.

Related posts

Leave a Comment