EL CABALLO PERCHERÓN

LOS CABALLOS PERCHERONES

CARACTERÍSTICAS

Cuerpo

Cuello corto, ancho y musculoso, ligeramente arqueado. Crin abundante. Cruz prominente. Espalda inclinada y musculosa. Pecho ancho y profundo. Dorso firme. Grupa amplia y redondeada (puede ser doble). Inserción alta de la cola. Extremidades cortas y muy musculosas y cascos grandes y resistentes.

Cabeza

Bastante alargada, pero armoniosa y expresiva. Mejillas robustas y pequeñas en comparación con las dimensiones del animal. Frente ancha y orejas muy móviles y cortas, dirigidas hacia delante. Ojos grandes y mirada generosa. Perfil recto u obtuso. Grandes ollares.

Alzada

Existen dos variables distintas. La pequeña (para tiro pesado rápido) presenta una alzada a nivel de la cruz comprendida entre 1,50 y 1,65 m. La grande (tiro pesado) tiene una estatura entre 1,65 y 1,80 m.

Pelaje

Se aceptan todas las gradaciones de negro o gris. El gris tordo y el negro azabache son muy apreciados. El morcillo o el roano se encuentran ocasionalmente.

Peso Entre 500 y 800 kg. los pequeños y entre 700 y 1.200 kg. los grandes.

Carácter

Resistente, enérgico, inteligente, dócil, trabajador y (como casi todos los caballos) tozudo.

Por su impresionante corpulencia, puede llevar pesados carruajes, transportar más de 25 personas y arrastrar toneladas de peso. Por otro lado, gracias a su resistencia puede recorrer una media de 60 kilómetros al día. En el siglo XIX, el percherón “grande” fue utilizado incluso para el tiro de ómnibus urbanos. A pesar de sus impresionantes medidas, el percherón no carece de gracia en sus movimientos. Su flexibilidad y agilidad son notables, como ha demostrado en numerosos espectáculos realizando todo tipo de saltos, pasos y piruetas. Muchos percherones son utilizados en el volteo por su gran docilidad y temperamento tranquilo.

LA RAZA PERCHERON TIENE…

Una mezcla de razas con el aporte de la procedencia del caballo árabe, repartida por las regiones de le Perche, Normandía y Orleanés, en el año 732. En estas ricas tierras, la población se dedicaba en su mayor parte a la cría del ganado. Se debe su origen al trabajo de un grupo de granjeros.

Su fertilidad y la propicia topografía del suelo favorecieron el desarrollo de una excelente raza caballar. Onduladas praderas de pastos naturales, surcadas por ríos caudalosos e infinidad de riachuelos con valles cubiertos de bosques.

Con el objeto de preservar y fomentar las razas caballares, se crearon en Francia en el año 1639 los Haras Nacionales y el Ministro Colbert decretó en el año 1655 las condiciones de la nueva organización que permite confiar a particulares animales adquiridos por el Estado. Desde 1730 prestaron servicio allí reproductores de silla. En 1809 fueron introducidos los primeros reproductores inscritos en los registros como animales de tiro, con mención de su origen Bulonés o de Cauches.

Es un animal bien proporcionado, con huesos duros y de pie firme y fuerte, utilizado para carruajes y trabajo. El percherón es el caballo de tiro más popular. Destinado a trabajos agrícolas o urbanos, es un trabajador de gran envergadura, consagrado al tiro de todo tipo de cargas. Aunque según su constitución, la raza se articula alrededor de dos tipos distintos de percherón: el grande, de mayor peso y altura, destinado al tiro pesado; y el pequeño, de menores dimensiones, para el tiro ligero; en ambos casos su temperamento es el mismo. Su aspecto es colosal, pero tiene una estructura tan proporcionada que no aparenta lo pesado que es. En su conjunto es compacto.

Related posts

Leave a Comment